Cuando nuestros niños son difíciles…

¡Hola amigos!

Así como existen niños que son demasiado buenos, también existen niños  bastante difíciles en cuanto a su comportamiento y no por estos los vamos a relegar, todo lo contrario debemos incluirlos en diversas actividades para así modificar la conducta.

Resultado de imagen para niños difíciles

Educar es una tarea compleja, porque como padres o adultos a cargo de niños, también cumplimos otros roles en la sociedad, así que uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos en esta tarea de educar es cuando nuestros chicos presentan problemas de conducta.

A lo largo de mi mi experiencia en mi trabajo con padres he visto que los padres castigan, en ocasiones golpean y finalmente se cansan ¿qué pasa? Para empezar, más que castigo me gusta llamarlo medidas disciplinarias, y lo que sucede con ellas es que no se mantienen en el tiempo, así que mi primera recomendación es, cundo imponga una sanción a su hijo o niño a su cargo, asegúrese que se puede cumplir y que usted tiene la disposición de velar porque así sea, porque en ocasiones se imponen medidas demasiado severas y después no se cumplen; tal es el caso de la mamá que sanciona a su hijo porque no está trabajando en la escuela, le dice: “estás castigado, no saldrás en dos semanas”, sin embargo el fin de semana siguiente se va toda la familia a la playa, incluyendo al niño. ¿Qué pasa entonces? el niño no tomará en serio lo que dicen sus padres, porque no son capaces de cumplir las propias sanciones impuestas por ellos mismos.

También es necesario investigar porque nuestro niño está teniendo una conducta como esa, por lo que es importante conversar con el, observarlo como se relaciona, hablar con su maestra al respecto y de ser necesario que sea evaluado por especialistas.

Cartel de las fichas

El cartel de las fichas es una técnica que ayuda en la modificación de la conducta, ya que se usa para mantener, reducir o extinguir comportamientos, generalmente lo recomiendo a padres. Básicamente es un cartel en el que el niño irá acumulando fichas que ganará cuando su comportamiento sea adecuado, y al acumular una cantidad de fichas determinada recibirá un premio. Se debe conversar previamente con el niño y establecer acuerdos de cumplimiento, la cantidad de fichas que debe acumular para lograr el reconocimiento.

Imagen relacionada

Además, en esta actividad los chicos también pueden perder fichas al tener conductas inadecuadas, la intención es la modificación de la conducta. Es importante que siempre que el niño gane una ficha, reciba también un reforzador como *eres genial*, *cada vez estas mejor*.

Una vez se logre en el niño la modificación de la conducta, el uso de las fichas debe ir desapareciendo progresivamente hasta que no sea necesario, recordemos que llenarlos de premios materiales es contraproducente, por lo que se pueden ir sustituyendo por juegos o actividades especiales. También es importante ir ampliando el tiempo y la dificultad. Al final, el uso de estos reforzadores simbólicos darán paso a los reforzadores sociales, de modo que estas conductas adecuadas sean ya naturales en el niño.

En fin amigos, esta solo es una técnica de tantas de modificación de conducta, no existe una fórmula mágica, solo ser consecuentes y congruentes cuando de educar se trata sin olvidar hacer sentir a nuestros niños amados.

Imagen relacionada

Hasta nuestro próximo encuentro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *