¿Cómo ayudar a nuestros niños en el aprendizaje de la lectoescritura?

¡Hola amigos!

Nuestros pequeños cuando nos escuchan no tienen idea de los sonidos del lenguaje, oyen una secuencia seguida de sonidos, sin la consciencia que estos están compuestos de palabras, sílabas o letras, por lo que es necesario activar habilidades fonológicas para tengan éxito en el  proceso de lectoescritura.

Imagen relacionada

Se trata entonces de lograr en los chicos a través de diferentes estímulos, que las palabras están formadas por varios sonidos, logrando con esto que tenga una conciencia fonológica, por lo que se facilitaría el aprendizaje de la lectura en chicos prelectores, como en los que tengan riesgos de presentar dificultades, o de prevenir futuros problemas.

Las actividades para desarrollar la conciencia fonológica son abstractas, el niño no puede ver ni manipular, por lo que deben realizarse a modo de juego, apoyándose con dibujos, fotos, láminas, entre otros. Se recomienda iniciar con juegos que incluyan rimas, una vez logrados avanzar con juegos que involucren sílabas y finalmente las letras.

Como padres ¿qué hacer?

Son actividades sencillas, en las que no se necesita un conocimiento extraordinario, solo saber leer, ponerse creativo o sencillamente buscar en internet actividades lúdicas, aquí te dejo algunas.

Resultado de imagen para adivinar con los niños en casa

  • Inventar rimas con el nombre del niño y luego invitarlo a que también invente rimas, como Teresa, me agrada cuando me besas. Invitarlos también a crear rimas con cosas de la casa.
  • Elegir una letra del alfabeto, cuando se juega por primera vez se recomienda iniciar con una letra que aparezca en el nombre del niño, por ejemplo, María, entonces durante todo el día buscar objetos que empiecen con esa letra.
  • Un juego de sílabas puede ser, *de Venezuela ha venido un avión cargado de patines*, y se les invita a decir palabras que comiencen con la sílaba *pa* como papá y luego palabras que inicien con la sílaba pe, pi, po y pu.

También puedes ayudarlos con otro tipo actividades más cotidianas que son útiles para desarrollar estas habilidades.

  • Recordar nombre y apellidos de los padres y a lo que se dedican.
  • Recordar números de teléfono y dirección.
  • Leerles historias y luego preguntar sobre el contenido de la misma.
  • Cambiar objetos de lugar de la casa y preguntarle si ve la diferencia.
  • Enseñarles canciones, contar chistes y adivinanzas.
  • Recordar lo que comió el día anterior.

 

Es importante en este punto dejar claro, que independientemente de la cantidad de actividades que generemos para estimular a los chicos, todos tienen ritmos diferentes y lo importante es que cada uno obtenga sus logros de acuerdo a la madurez que vaya adquiriendo, sin desesperarnos, porque es una carga de estrés que se les transmite y que lejos de ayudarlos, los va a perjudicar.

Además, como ya lo he mencionado en otras oportunidades, es necesario que ellos vean que nosotros hacemos uso de la lectura, que es útil en la cotidianidad, y que los involucramos a ellos, como que vemos en catálogos de juguetes o los buscamos en internet y leemos de que se tratan, buscamos fechas de cumpleaños en calendarios, leemos recetas de comidas y postres para prepararles a ellos, o sencillamente le leemos historias, tomando en cuenta que las imágenes deben predominar más que las palabras.

Imagen relacionada

Todas estas actividades harán que el proceso de lectoescritura sea más sencillo, divertido y si lo hacemos con amor y constancia, es posible que nuestros chicos se conviertan en futuros lectores.

Hasta la próxima lectura

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *