Mamá tete… La familia y la adquisición del habla

¡Hola amigos!

La adquisición del lenguaje en los niños es la base de la construcción de sus aprendizajes en el futuro, y este  viene dado por la familia, de ahí la importancia que se ponga especial atención a la forma como nos dirigimos a ellos, recordemos que ellos aprenden de nosotros.

Imagen relacionada

El lenguaje oral representa la estructura del pensamiento de los niños y en general de las personas, el dominio de este en los primeros años, depende en principio de los factores biológicos que incluye cuestiones heredadas y congénitas; y también de factores socioculturales, relacionado con las experiencias que los niños viven desde que nacen junto a su familia y demás miembros de su entorno.

En este sentido, como padres, adultos a cargo de niños o integrantes de su entorno inmediato, nos convertimos en los responsables de promover y fortalecer el habla de esos chicos, así que generemos espacios para hablar con ellos desde sus primeros días de nacidos para que así sus capacidades lingüísticas se vean favorecidas.

La primera forma oral que los bebes usan para comunicarse es el llanto, con el manifiestan diferentes necesidades como hambre, calor, frío, dolor, entre otros; lo particular de esto es que pronto identificamos el tono de ese llanto, por lo que se recomienda hablarle al niño sobre como lo ayudaremos a calmarse, es decir, si notamos que llora por hambre, decirle que pronto comerá.

Imagen relacionada

Es importante que desde los primeros meses de nacido, se les explique lo que está en su entorno, si se encuentran familiares decirle quien es la abuela, hermanos, primos y llamarlos por su nombre, también decirle el nombre de los objetos que se encuentran a su alrededor como tetero, pañal, cuna… Otra estrategia que además de ayudarlos en el proceso del habla y que posteriormente les ayudará en el proceso de lectura, es leerles  desde pequeños, aunque pensemos que no entienden lo que les decimos, estamos sembrando pequeñas semillas que pronto darán sus frutos.

A medida que el niño empieza a crecer, generalmente antes del primer año de vida, empieza a emitir sonidos, luego intenta llamar a los objetos o personas por el nombre que le hemos enseñado, pero como se está iniciando en el proceso del habla, su pronunciación suele ser deficiente, usando palabras como tete para referirse al tetero, pelo al referirse al perro y así a un sin número de objetos y nombres.

Imagen relacionada

Como padres o adultos a cargo, es indispensable que nuestra pronunciación sea adecuada independientemente de la forma que el niño lo haga y además llamar a cada cosa por su nombre,  recuerden que el primer aprendizaje de los niños es a través de la imitación a los padres, muchos caen en el error de bajarse al nivel del niño, y por querer consentirlo o ser simpáticos con ellos le hablan distorsionando su forma de hablar, pues déjenme decirles que están entorpeciendo el proceso de adquisición del lenguaje, es por ello que en ocasiones vemos como niños de la misma edad tienen diferente pronunciación y un vocabulario mas rico que otros, esto se debe precisamente al aporte de la familia en la construcción de la oralidad.

Otro error en los que se suele caer es que muchos niños retardan su proceso del habla probablemente por causas biológicas y al solicitar cosas lo hacen a través de las señas, si desean un juguete ellos lo señalan y los padres se lo dan ¿qué hacer? llevarlo al médico puede existir alguna dificultad auditiva, sin embargo, solo el médico es quien diagnosticará e indicará tratamientos o terapias, como padres en casa, seguir las recomendaciones del especialista en pro de estimular el proceso del habla en el niño.

Resultado de imagen para estimular el habla en los niños

En fin amigos, es necesario para que nuestros niños tengan una oralidad adecuada hacer lo que nos corresponde, si existe alguna deficiencia por algún factor biológico, acudamos al médico y a las terapias respectivas, adecuemos nuestra forma de hablar y nuestras expresiones si hablamos con groserías, ellos las aprenderán, si hablamos como ellos nos hablan, creerán que es la forma correcta, somos los adultos, los responsables de que nuestros chicos aprendan a hablar bien, los principales educadores quienes iniciaremos y fortaleceremos el proceso del habla, hagámoslo bien.

Hasta nuestro próximo encuentro.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *