Los si y los no cuando de hábitos se trata

¡Hola amigos!

Los hábitos comienzan a formarse de las pequeñas cosas desde los primeros días de nacidos, cuando se atienden las necesidades de nuestros pequeños como alimentación o higiene, se hacen en base a como se cree que es lo mejor, y en ocasiones nos equivocamos ya que nos enfocamos en complacer…

La clave para la formación de hábitos es establecer rutinas, al mostrarle a los chicos que una actividad de hace de una forma específica siempre en un horario establecido, aprenderá que es la forma de hacerla sin entrar en cuestionamientos, porque para ellos será lo habitual.

Imagen relacionada

Una vez que los hábitos básicos forman parte del individuo, es necesario ir añadiendo nuevos, en especial sobre comportamiento. Lo primero que se debe hacer es conversar con los niños y explicarles claramente que si se puede hacer y que no, ser claro y concreto,  mostrarse firme y evitar caer en contradicciones, siempre atentos.

Probablemente estarás pensando en la flexibilidad, y claro cuando de nuestros hijos se trata, siempre tratamos de estirar un poco la cuerda, es decir, permitir algunas cosas, y la negociación está bien siempre que no se vuelva costumbre, recuerda que estás formando hábitos, les estás dando las herramientas básicas para enfrentarse al mundo.

Es importante que nuestros si y nuestros no sean respetados, de nada sirve establecer una norma si no lo hacemos cumplir, la credibilidad estaría en juego y la formación de ese hábito también.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la buena comunicación, es necesario hacer saber al niño cuando una conducta es inapropiada, recordar todos los días el hábito que debe incorporar con paciencia y sin ser invasivo, buscar la manera de que se sienta cómodo al escucharnos y más cómodo aun al actuar según el aprendizaje esperado, una vez que se observe que está logrando incorporar esos hábitos a su cotidianidad, es recomendable disminuir gradualmente la ayuda que podamos haberle brindado, hasta que lo internalice.

Resultado de imagen para padres que hablan con sus hijos

En fin amigos, la formación de hábitos son fundamentales para la convivencia con el entorno, es por ello que como padres o adultos a cargo somos responsables que nuestros chicos los adquieran, así que a establecer rutinas desde los primeros años de vida y a incorporar normativas en la cotidianidad para que sean adquiridos por ellos fácilmente. Un niño que se desarrolla con hábitos se encuentra en ventaja sobre quien no los tiene, así que hagamos lo que nos corresponde siempre dándoles mucho amor.

Imagen relacionada

Hasta nuestro próximo encuentro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *